Karlos Arguiñano, el mediático chef guipuzcoano, ha elaborado en su programa  “Cocina abierta de Karlos Arguiñano” una paletilla de Ternasco de Aragón IGP con patatas de Chía de producción ecológica y cebolla de Fuentes DOP. Si no habéis tenido la oportunidad de verlo atentos a este post que os lo contamos todo.

Karlos Arguiñano, el mediático chef guipuzcoano, ha elaborado en su programa “Cocina abierta de Karlos Arguiñano” una paletilla de Ternasco de Aragón IGP con patatas de Chía de producción ecológica y cebolla de Fuentes DOP. Una receta sincera, sencilla y bien tradicional, ideal para disfrutar durante estas próximas fiestas navideñas o en cualquier otro momento.

Antes de entrar en materia, sería bueno empezar por definir muy bien qué es la paletilla de Ternasco de Aragón para que luego no haya confusiones. La paletilla de Ternasco de Aragón es una de las partes más nobles del cordero junto al costillar. Es un corte muy tierno, jugoso y sabroso, y es ideal para elaborar al horno con patatas y cebolla, tal y como ha indicado Karlos Arguiñano. Aquí encontraréis más información sobre la paletilla de Ternasco de Aragón.

Además de identificar correctamente esta pieza, es importante saber diferenciarla de otras paletillas procedentes de otros tipos de cordero, ya que el resultado no será el mismo. Y es que ni todas las razas de corderos son iguales, ni tienen las mismas propiedades. Esa esa una de las razones por las que el Ternasco de Aragón está avalado con el sello IGP de la Unión Europea que certifica alimentos de calidad diferenciada. ¿Y cómo identificamos la carne de Ternasco de Aragón? My sencillo, por el sello y por las siglas “TA” marcadas directamente en la carne. Para aprender a reconocer y diferenciar correctamente esta carne os recomendamos que visitéis esta entrada en la que os contamos todo lo imprescindible.

Los otros dos ingredientes principales de la receta son también dos clásicos de la gastronomía aragonesa. Por un lado la Cebolla Fuentes de Ebro, un producto excepcional, de máxima calidad, que mantiene su carácter estacional y que se obtiene exclusivamente en la ribera del río Ginel y del río Ebro, área que abarca los municipios de Fuentes de Ebro, Mediana de Aragón, Osera de Ebro, Pina de Ebro, Quinto y Villafranca de Ebro. Por cierto, es la única cebolla de España con Denominación de Origen Protegida (DOP).  Y por el otro las patatas de Chía, procedentes del valle de Benasque. Un producto excelente, de producción ecológica, único en sabor y textura, que se cultiva a una altitud de 1.200 m. utilizando (para la mayoría de sus labores) la tracción animal.

El Ternasco de Aragón IGP, la cebolla de Fuentes DOP y las patatas de Chía no son más que una pequeña representación de la excelente despensa aragonesa.

Ahora sí, os dejamos con la receta que ha elaborado karlos Arguiñano: paletilla de Ternasco de Aragón GP con patatas de Chía de producción ecológica y cebolla de Fuentes DOP. ¡Vamos!

Ingredientes, para 4 personas

  • 2 paletillas de Ternasco de Aragón IGP
  • 4 patatas de Chía de producción ecológica
  • 2 cebollas de Fuentes de Ebro DOP
  • 1 cabeza de ajos
  • 200 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • Unas ramas de tomillo
  • Unas ramas de romero
  • Perejil

Preparación del asado de Paletilla de Ternasco de Aragón con patatas de Chía de producción ecológica y cebolla de Fuentes DOP

*Antes de empezar: En el momento de comprar las paletillas de Ternasco de Aragón, es recomendable pedir al carnicero que las marque para asar.

Ahora sí, comenzamos con la receta, pero antes de nada vamos a precalentar el horno a 200 grados.

En primer lugar sazonamos las paletillas de ternasco de Aragón y las colocamos en una bandeja de horno. A continuación, las regamos con un buen chorro de aceite de oliva virgen y colocamos unos ajos con piel “golpeados” en los cortes de la paletilla.

Es momento de cortar las patatas y las cebollas. Comenzamos cortando las patatas por la mitad y haciéndoles unos cortes superficiales en el interior. Una vez cortadas, las sazonamos y las colocamos boca abajo en la bandeja del horno junto a las paletillas de ternasco. Ahora las cebollas. Las pelamos, las cortamos en dos mitades y luego cada mitad en tres partes iguales. Ahora sí, las incorporamos a la bandeja de horno junto a las paletillas y las patatas.

Con todo listo en la bandeja del horno, añadimos las hierbas aromáticas y regamos todo con un vaso de vino blanco y con un poco más de aceite de oliva virgen. Con el horno precalentado, introducimos la bandeja a 200 grados durante 45 minutos.

Transcurrido ese tiempo, vamos a hacer la salsa en un minuto. Para ello, retiramos la bandeja del horno, servimos las paletillas, las patatas y las cebollas en una fuente y colamos el jugo de la bandeja en una sartén. Le damos un pequeño hervor, añadimos un poco de harina de maíz refinada diluida en agua fría y esperamos un poco a que espese. Ahora sí, es el momento de salsear todo el asado, emplatar y disfrutar. 😉

Os dejamos un enlace a la videoreceta para que no os perdáis ni un detalle.

¿Qué os parece esta receta de Karlos Arguiñano para Navidad? Sin duda, una excelente opción.

Qué fácil lo hace siempre, ¿verdad? Es un placer verlo cocinar y más si es con Ternasco de Aragón IGP.

 


Esta receta nunca hubiera sido posible sin la campaña nacional del Gobierno de Aragón “Aragón Alimentos Nobles“, destinada a la promoción de los alimentos de Aragón.

La foto de cabecera, la receta y el vídeo son del programa “Cocina Abierta de Karlos Arguiñado” de Antena3.com