Vuelve el 23 de abril. Festividad de San Jorge. Patrón de Aragón. Día en el que se conmemora la aparición del santo caballero en la batalla de Alcoraz de Huesca. Una festividad que coincide con el día internacional del libro.

Como muchos sabréis, San Jorge fue un caballero nacido en Capadocia (actual Turquía) en el siglo III, del que se dice que luchó contra la tiranía y los infieles. Existen multitud de leyendas medievales que giran en torno a él. Aunque la más conocida por todos es la leyenda del dragón, en la que se relata como este ser mitológico aterrorizó durante mucho tiempo a los habitantes de Silene (actual Libia), y les exigía un sacrificio diario. Así, día tras día, hasta que llegó el turno de la hija del monarca, que cruzó las murallas de la ciudad para esperar a ser devorada por el dragón.

Fue entonces, según reza la leyenda, cuando apareció San Jorge montado en su caballo blanco y atravesó con su lanza el corazón del dragón.

El día de San Jorge adquirió una especial importancia en Aragón a partir del siglo XII, gracias a la batalla de Alcoraz (1096). Según cuenta la tradición, tras la aparición de San Jorge para ayudar al ejército del rey Pedro I en la reconquista de la ciudad de Huesca, ésta se rindió. Con posterioridad, el emblema de la cruz de San Jorge se incorporó al escudo de Aragón.

Puede afirmarse que la celebración de San Jorge como Patrón de Aragón viene desde la Edad Media. Y aunque en otras condiciones hubiera sido una jornada popular con un gran número de actos tradicionales y lúdicos para niños y mayores, lo cierto es que este año lo tendremos que celebrar desde casa con un buen libro, disfrutando de algún concierto por internet o dándonos un homenaje gastronómico.

Si las cosas hubieran venido de otra forma, os hubiéramos recomendado acudir a la feria del libro de vuestra localidad y después celebrarlo en familia (o con amigos) en algún establecimiento del Club del Ternasco de Aragón. Pero debemos ser responsables y quedarnos en casa para superar este drama lo antes posible. Así que, hoy os vamos a acercar una serie de recetas muy sencillas y sabrosas, elaboradas con Ternasco de Aragón IGP, para que disfrutéis de este día por todo lo alto.

Tournedó de Ternasco de Aragón. Un corte ideal para elaborar en el momento.

El Tournedó de Ternasco de Aragón es de esos cortes que nunca dejan de sorprender, estemos en casa o en un restaurante. Una de las particularidades de esta carne es su baja cantidad de grasa infiltrada, lo que la hace ideal para niños y mayores. Además, resulta tremendamente sencillo de cocinar. Lo habitual es hacerlo a la plancha o al horno y comerlo al punto o punto menos. Si de verdad os gusta la carne, esta pieza os encantará. Encontraréis la receta aquí.

Feliz día de San Jorge | Celébralo con un Tournedó de Ternasco de Aragón

Filete fino de Ternasco de Aragón, un corte ideal para niños y mayores

El filete fino procede de la pierna del Ternasco de Aragón y tiene un contenido en grasa mucho menor que el que presentan otros corderos, la mitad para ser exactos, especialmente de grasa saturada (la menos recomendable para la salud). Gracias a su bajo contenido en colesterol y su gran cantidad de proteínas y vitaminas, resulta ideal tanto para niños como para adultos de todas las edades. Encontraréis la receta aquí.

Feliz día de San Jorge | Celébralo con unas milhojas de Ternasco de Aragón

Collares de Ternasco de Aragón. Uno de los cortes más sabrosos

Los collares de Ternasco de Aragón están considerados como una de las partes de ricas y sabrosas del cordero debido a que cuentan con más grasa infiltrada. Son unas rodajas de cuello con hueso, de unos 10-12 milímetros de anchura, que resultan perfectas a la plancha, a la brasa o guisadas. En caso de preferir elaborar los collares guisados (tipo osso buco), conviene que tengan unos 3 cm de grosor. Los collares son, por lo tanto, una nueva forma de consumir el tradicional cuello. Encontraréis la receta aquí.

Feliz día de San Jorge | Celébralo con unos collares de Ternasco de Aragón

Ah, y no dudéis en acompañar cualquiera de estas recetas con un buen vino de esos tan ricos que tenemos en Aragón. Seguro que disfrutaréis de lo lindo.

¡Qué paséis un feliz y sabroso día de San Jorge!

 

*Imagen: San Jorge y el dragón de Paolo Uccello