Hoy os acercamos el costillar de Ternasco de Aragón IGP. Para muchos, la pieza más reconocida del cordero.

Hoy puede ser una excelente oportunidad para ponernos al día con una nueva pieza y una nueva forma de elaborar el ternasco de siempre. Y es que, el Ternasco de Aragón IGP es una carne tan versátil que ofrece un sinfín de posibilidades en la cocina. Si hace un tiempo os contábamos que el churrasco es uno de los cortes más tiernos del cordero, hoy os queremos hablar de una de las piezas más nobles y reconocidas. Sí amigos, hoy os traemos el costillar de Ternasco de Aragón IGP.

El costillar de Ternasco de Aragón IGP está localizado en el lomo del animal, también denominado chuletero, según zonas. De un costillar entero de Ternasco de Aragón IGP se obtienen las conocidas costillas o chuletillas y el french rack, una pieza con los palos pelados y sin los huesos de la espina dorsal. Es decir, una pieza formada por el medallón del costillar con los huesos limpio. Esta última es, probablemente, la pieza de cordero más conocida en el mundo.

Costillar de Ternasco de Aragón

*Nota: en la foto del costillar podemos ver lo fácil que es diferenciar el Ternasco de Aragón IGP de otros corderos gracias a la marca “TA” impresa en la carne. Si queréis saber más sobre este tema no dejéis de visitar este enlace.

La forma ideal de cocinar esta pieza es asada al horno, bien entera o cortada en raciones de 3 o 4 costillas. Y esa es, precisamente, la receta que os proponemos elaborar hoy: costillar de Ternasco de Aragón IGP asado a la sidra con manzanas. ¿Quién se atreve a elaborarla?

Ingredientes para 4 personas:

• 1 costillar entero de Ternasco de Aragón IGP cortado en dos trozos iguales
• 3 manzanas Golden de buen tamaño
• 1 botella de sidra
• 4 o 5 piezas de anís estrellado
• Sal, laurel y pimienta negra

Preparación del costillar de Ternasco de Aragón asado a la sidra con manzanas

En primer lugar, salpimentamos el costillar por todas las caras, untamos la piel con unas gotas de AOVE y lo introducimos en el horno – ya caliente – a 150ºC durante 45 minutos.

Mientras tanto, pelamos las manzanas y cortamos cada una en cuatro gajos. Las pieles y los corazones los reservamos.

Transcurrido ese tiempo, añadimos a la bandeja las peladuras, los corazones de las manzanas y el anís estrellado. Regamos con media botella de sidra y lo dejamos en el horno otros 30 minutos más.

A continuación, y nada más sacar la bandeja, añadimos un par de cucharadas de agua y volcamos todo el contenido de la bandeja (jugos y peladuras) en un cazo. Añadimos a este mismo cazo la media botella de sidra restante y ponemos a fuego fuerte hasta que se reduzca el líquido a la mitad.

Trituramos todo el jugo, rectificamos con una pizca de sal y una cucharadita de azúcar y pasamos por un colador fino.

Cortamos el costillar en 8 trozos y colocamos en la bandeja del horno de nuevo. Extendemos los 12 gajos de manzana y lo dejamos en el horno otros 15 minutos.
Una vez fuera del horno, volcamos en la bandeja la salsa de sidra y servimos a cada comensal 2 trozos de costillar, 3 gajos de manzana y salsa al gusto. Podemos decorar con una estrella de anís.

¡Listo! ¡Vuestros invitados quedarán encantados!

Aquí os dejamos la vídeo-receta para que no os quede ninguna duda:

>> Si os ha gustado esta receta, no os perdáis otras posibilidades que ofrece el costillar. Esta vez, en forma de costillas o chuletillas <<

 

*Esta receta pertenece a “Carnes con Estilo”. Una campaña desarrollada conjuntamente entre Ternasco de Aragón y Ternera Gallega, con el objetivo de impulsar entre los consumidores el conocimiento de las figuras de calidad diferenciada amparadas por el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP). Encontraréis ésta y otras recetas en la web www.carnesconestiloigp.es.