El Ternasco de Aragón es una de las carnes de cordero más reconocidas. Pero, ¿sabríais identificarlo correctamente para que no os den gato por liebre? Aquí tenéis unos “ternasconsejos” para saber diferenciar el Ternasco de Aragón de otras carnes de cordero.

La carne de cordero, por lo general, es considerada una de las más tiernas y delicadas que existen. Pero, al igual que en otros tipos de carnes, existen numerosas clases que dependen de la raza, la edad y el tipo de alimentación.

No toda la carne que se vende como Ternasco es – en realidad – Ternasco de Aragón I.G.P. (Identificación Geográfica Protegida). Y eso se nota mucho en el momento de su consumo.

Para empezar, es importante saber qué es el Ternasco de Aragón. El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días… un momento, eso ya os lo explicamos en otro artículo. Bueno, os lo recordamos aquí por si no tuvisteis ocasión de leerlo. 🙂

Ahora que ya sabéis todo sobre el Ternasco de Aragón, hay que aprender a diferenciarlo de otras carnes de cordero:

  • El Ternasco de Aragón es una carne muy fácil de identificar en cualquier punto de venta, ya que tiene un sello rojo marcado directamente en la carne con las siglas “TA”. Eso se aprecia perfectamente al ver una canal.
  • Otra cosa importante es que las siglas “TA” están marcadas en las dos medias canales – a lo largo de la paletilla, el costillar y la pierna – de manera que, si compráis cualquiera de estas partes, deberían estar marcadas siempre. Además, cada canal está identificada y trazada en una etiqueta con el logotipo identificativo del Ternasco de Aragón.
  • En caso de que vayáis a comprar una bandeja ya preparada – que también las hay – es muy fácil de identificar. Deberéis aseguraros que la etiqueta de la bandeja incluya el logotipo del Ternasco de Aragón.
  • En todos los establecimientos donde venden esta carne de cordero, suele haber material publicitario que lo identifica: carteles, displays, rótulos, … Pero puede darse el caso de que en alguno no esté. Por lo que siempre debéis pedir Ternasco de Aragón I.G.P. ¡Qué no os den gato por liebre!

Diferenciar Ternasco de Aragón de otras carnes de corderov

  • En caso de que no reconozcáis las marcas y sellos que os hemos mostrado, tanto en la pieza que estéis comprando como en el establecimiento en cuestión, podríamos afirmar – casi con rotundidad – que no corresponde a Ternasco de Aragón. Es simplemente cordero.
  • Otra forma de diferenciar el Ternasco de Aragón de otras carnes de cordero es el momento de la degustación. Hay quien dice que el cordero es una carne fuerte. Si es así, no estamos hablando de la misma carne. El Ternasco de Aragón es una carne muy tierna, con un sabor suave y homogéneo y menos graso que otros corderos. ¡Y esto no lo decimos nosotros! 😉 Además, se diferencia claramente del cordero lechal (cordero de menos de 30 días) y del pascual (cordero de más de 120 días) en que el primero es demasiado suave y el segundo mucho más fuerte, en relación al Ternasco de Aragón.
  • ¿Estáis pensando en salir a comer Ternasco de Aragón a algún establecimiento? Hay que tener en cuenta que aquí las señas – visuales – identificativas que os hemos comentado no os servirán, ya que el producto está cocinado. Y más en el caso en el que la elaboración sea compleja o lleve algún tipo de salsa. Pero tranquilos, para ayudaros en vuestra elección hemos creado el Club del Ternasco de Aragón. Se trata de una selección de establecimientos donde encontraréis – siempre – la garantía de que el cordero es Ternasco de Aragón, la tranquilidad de que – siempre – habrá algún plato de Ternasco de Aragón y la certeza de que cada elaboración estará cocinada, servida y presentada con dedicación.

Esperemos que ahora lo tengáis todo mucho más claro y sepáis cómo diferenciar el Ternasco de Aragón entre las carnes de cordero. Pero si todavía os quedan dudas ya sabéis, estamos aquí para resolverlas. ¡Buen apetito! 😉