Hoy os vamos a hablar del churrasco de Ternasco de Aragón IGP. Sin duda, uno de los cortes más tiernos y sabrosos del cordero. Si queréis saberlo todo sobre esta extraordinaria pieza no os perdáis este post. Comenzamos.

Tras un mes de febrero de calor casi sin precedentes, vuelve marzo y el esperado invierno. Ese que nunca debería de haberse marchado tan ponto. Y como en todo invierno que se precie, un buen guiso o asado de Ternasco de Aragón es fundamental. Así, como hace poco ya os hablamos de los collares de Ternasco de Aragón guisados (podéis encontrar el artículo aquí), el tema en el que nos vamos a centrar hoy es el asado. Y, más concretamente, el asado elaborado con churrasco de Ternasco de Aragón. ¡Atentos!

En numerosas ocasiones hemos visto (y vosotros seguro que también) que, mucha gente acostumbra a hacer asados con piezas como costillares o paletillas. Dos piezas nobles muy apreciadas por los consumidores. Por el contrario, el churrasco de Ternasco de Aragón es, junto al cuello, la parte más infravalorada del cordero. Sin embargo, lo que muchos no saben es que el churrasco bien cocinado es uno de los mejores y más tiernos cortes.

¿Cuántos de vosotros no conocéis este corte todavía? Veréis. El churrasco de Ternasco de Aragón es una pieza alargada de carne con hueso que se encuentra en el centro de la falda, y procede del palo de las costillas. El peso de esta pieza es, aproximadamente, 250 gr. Por lo que es ideal para una persona.

Churrasco de Ternasco de Aragón. Uno de los cortes más tiernos.

Al tratarse de una carne más dura que otros cortes, es recomendable un primer cocinado con vapor (horno a 120ºC con algo de vapor o un dedo de agua en la bandeja durante una hora y media) para posteriormente dorar la pieza en la sartén, a la brasa o en el horno.

Y ahora que sabéis un poquito más sobre este extraordinario corte (que a nosotros nos encanta), os vamos a proponer una sencilla receta que seguro que os sorprende: churrasco de Ternasco de Aragón rustido al horno con salsa barbacoa. ¿Os atreveríais a elaborarlo?

Ingredientes para 4 personas

  • 4 tiras de churrasco de Ternasco de Aragón IGP.
  • 1 berenjena
  • 200 gr de harina
  • 1 huevo
  • Ingredientes para elaborar la salsa barbacoa
  • 250 ml de kétchup
  • 2 cucharadas soperas de pimentón de la Vera dulce
  • Unas gotas de salsa Perrins
  • 4 cucharadas de vinagre blanco

Preparación del churrasco de Ternasco de Aragón con salsa barbacoa

En primer lugar, vamos a calentar agua en una perola lo suficientemente grande como para introducir las cuatro piezas de churrasco de Ternasco de Aragón. Cuando el agua empiece a hervir, introducimos las piezas y las dejamos durante 10 minutos. Aprovechamos para precalentar el horno a 140 grados.

Mientras tanto, introducimos en un bol los ingredientes para elaborar la salsa barbacoa: kétchup, pimentón dulce, salsa Perrins, miel y vinagre. Mezclamos todo muy bien y reservamos.

Una vez transcurridos los 10 minutos, colocamos el churrasco de Ternasco de Aragón en la bandeja del horno con la piel hacia abajo. Añadimos un dedo de agua de la que hemos usado en la perola.

A los 30 minutos, damos la vuelta a las cuatro piezas y las horneamos durante otros 30 minutos más.

Pasada 1 hora desde que el churrasco se introdujo en el horno, vamos a cubrir la carne con una fina capa de salsa barbacoa. Momento en el que subiremos el horno a 180 grados.

A los 5 minutos, volvemos a cubrir la carne de salsa barbacoa. Repetir este proceso una o dos veces más, hasta conseguir una “costra de salsa” encima de la carne. Importante, no hornear más de 20 minutos.

Para terminar, vamos a preparar el acompañamiento. En este caso, hemos pensado en unas rodajas de berenjena pasadas por harina y huevo y fritas. Aunque unas patatas tampoco serán mala opción para acompañar esta receta con salsa barbacoa. A vuestro gusto.

¡Listo! Ya veis lo sencillo que resulta preparar este plato. Y esperad a probarlo… ¡pura ternura!

> Si os ha gustado esta receta, no os perdáis las posibilidades que ofrecen otros cortes menos popularizados y más económicos como los collares de Ternasco de Aragón. ¡Os sorprenderán seguro! <<

 


*Esta receta pertenece a “Carnes con Estilo”. Una campaña desarrollada conjuntamente entre Ternasco de Aragón y Ternera Gallega, con el objetivo de impulsar entre los consumidores el conocimiento de las figuras de calidad diferenciada amparadas por el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP). Encontraréis ésta y otras recetas en la web www.carnesconestiloigp.com.