Puedes disfrutarla en: La Ternasca

Elaboración

Si estáis pensando en una receta ganadora para disfrutar durante estos días festivos en familia o con amigos, habéis dado con el lugar adecuado. Hoy elaboramos un churrasco de Ternasco de Aragón laqueado.

Hoy os traemos una receta extraordinaria para realizar durante estos días festivos. Una receta bastante sencilla para realizar en casa, económica, sabrosísima y super tierna. Con todos vosotros el Churrasco de Ternasco de Aragón del chef Cristian Yañez de la Ternasca de Zaragoza.

ELABORACIÓN DEL CHURRASCO DE TERNASCO DE ARAGÓN LAQUEADO CON SALSA TERIYAKI

Antes de empezar la receta, hay que saber que se pueden comprar churrascos de Ternasco de Aragón ya limpios o la falda entera y quitarle la punta de pecho y la parte de abajo que no lleva hueso. En el siguiente enlace encontraréis toda la información necesaria sobre este corte.

A la hora de calcular la carne, es importante tener en cuenta que un churrasco de Ternasco de Aragón pesará en torno a 200 gr y la falda entera en torno a 550 gr.

En caso de comprar faldas, la punta de pecho y la parte sin hueso que quitamos se puede utilizar para otras recetas como por ejemplo un caldo de cordero, unos churrasquitos (adobados) o una boloñesa para acompañar la pasta deshuesándola previamente.

Ahora sí, vamos a seguir la elaboración. Justo el día antes del día que tengamos pensado realizar esta receta, salpimentamos los churrascos de Ternasco de Aragón y los dejaremos toda la noche en un recipiente con salsa Teriyaki y soja a partes iguales.

Al día siguiente confitamos los churrascos. Podemos hacerlo en una olla o cacerola, cubriendo la carne con aceite de girasol y un chorrito de aceite de oliva virgen extra para aromatizar, a fuego mínimo (en una vitro sería a mitad de potencia) durante 4 horas, o bien en el horno durante 5 horas a 110 grados.

Si lo hacermos al horno, podemos aprovechar para meter unas patatas cortadas finitas y dejarlas que se vayan haciendo. En caso de confitar los churrascos en una olla, podemos hacer las patatas a parte en el horno. Hay que tener en cuenta que tardaremos aproximadamente 25-30 min a 180 grados.

Cuando la carne esté muy blanda, algo que sabremos porque los huesos se separan muy fácilmente, sacamos la bandeja del horno. En este momento podemos elegir entre presentar los churrascos con hueso o sin hueso. Si es con hueso reservamos tan cual. En caso de preferirlos deshuesados, será muy sencillo sacar los huesos.

La misma salsa de Teriyaki y soja usada el día de antes para macerar los churrascos, la vamos a reducir. Para ello, añadiremos un vaso de agua y dos cucharadas de azúcar y lo dejaremos hasta que quede una salsa bastante densa y melosa.

Para finalizar la receta, precalentamos el horno a 250 grados, pintamos la carne (con o si hueso) con la reducción de la salsa y la introducimos en el horno durante 5 minutos con calor arriba y abajo.

EMPLATADO:

Podemos presentar los churrascos, como hacen en La Ternasca, sobre una base de patatas panadera (que deberemos asar a la vez que los churrascos) y sobre un pan de cristal.

Otro acompañamiento muy navideño para el churrasco podría ser una crema obtenida a partir de esas patatas panadera trituradas junto a dos cucharadas de aceite de oliva (vertidas poco a poco en hilo) y un puñado de frutos secos como pistachos, cacahuetes o almendras (todo ello frito y tostado).

 


Campaña financiada con fondos Feader (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural), Europa invierte en las zonas rurales. Colabora Gobierno de Aragón y Aragón Alimentos Nobles.

Descubre más recetas en Platos con Ternasco de Aragón
¿Te has quedado con ganas de más?