La carne de cordero Ternasco de Aragón es rosa. Un aspecto que está definido en el pliego de condiciones de la IGP desde que se creó el Consejo Regulador.

Como bien es sabido, el Ternasco de Aragón es un cordero joven, alimentado con leche materna y cereales naturales, cuyo peso en canal oscila entre 8 y 12,5 kg. Un cordero único en España cuyo proceso de crianza se realiza mediante un aprovechamiento tradicional del territorio aragonés. Tanto en pastos de montaña y media montaña como en las zonas más áridas del valle del Ebro.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable. Es, además, adecuada para todo tipo de consumidores, desde los más pequeños a los de mayor edad.

Decálogo de la carne rosa | Nº 1: El color rosa

Otro de los aspectos que más destacan a simple vista es que la carne de Ternasco Aragón no es blanca ni roja, sino rosa. Un color que ya está definido en el pliego de condiciones de la IGP desde el año 1989, año en el que se creó el Consejo Regulador.

El color rosa al que se refiere el pliego de condiciones está determinado porque tiene, entre otras características, menor cantidad de hierro hemínico que la carne de cordero recental de mayor edad, ya que se trata de una característica propia de la raza y de la edad. Este hierro es de absorción rápida y fácil, a diferencia del hierro de origen vegetal.

El Ternasco de Aragón es rosa

El hierro es un mineral necesario para el desarrollo del cuerpo y para el crecimiento en general. Gracias al hierro, nuestro cuerpo puede fabricar hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. Además, puede fabricar mioglobina, una proteína que suministra oxígeno a los músculos. De este mismo modo, el cuerpo necesita hierro para fabricar algunas hormonas o el tejido conectivo. Este es el tipo de hierro que se encuentra naturalmente presente en los alimentos de procedencia animal.

Atendiendo pues a su color y analizando los estudios realizados con consumidores de todo tipo de carnes, podemos afirmar que el Ternasco de Aragón tiene lo mejor de las carnes rojas (carnes sabrosas, nutritivas y sostenibles) y lo mejor de las blancas (carnes más saludables y equilibradas). Es, por tanto, la carne rosa.

Esto es, precisamente, lo que profesionales carniceros como Eduardo Belloc de Zaragoza trasladan a sus clientes en el día a día. Y es que, tras cinco generaciones vendiendo todo tipo de carne siempre recomiendan cordero Ternasco de Aragón. La carne rosa.

>> En este enlace encontraréis toda la información sobre la carne rosa. Un concepto que está basado en un argumentario sólido de diez aspectos, fruto del rigor y la objetividad científica de varios estudios realizados por tres grupos de investigación de la Universidad de Zaragoza.

 


Campaña financiada con fondos Feader (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural), Europa invierte en las zonas rurales. Colabora Gobierno de Aragón y Aragón Alimentos Nobles.