Elaboración

Si sois unos auténticos amantes de la fideuá pero nunca habéis hecho de cocinillas con este plato, no paréis de leer. Os traemos una receta rápida y fácil para elaborar una Fideuá super sabrosa con nuestro ingrediente estrella; el Ternasco de Aragón.

Para la elaboración de esta receta se puede hacer uso de cualquier sartén, paellera y cacerola baja. Eso sí, en base al número de comensales. En este caso, vamos a hacer uso de una paellera para 4 personas.

Comenzamos echando a la paellera un par de cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y la ponemos a fuego suave.

Añadimos la cebolla y el pimiento rojo bien cortado y lo rehogamos un poco. Cuando empiecen a perder la dureza, añadimos la Falda de Ternasco de Aragón troceada hasta que esté bien doradita. A continuación, añadimos las hebras de azafrán (removiendo para que no se quemen), añadimos los guisantes y los fideos*. Rehogamos todo junto durante un par de minutos y añadimos agua o caldo de carne en la proporción 2,5 tazas de agua por cada taza de fideos.

*En este caso hemos usado fideos gruesos con agujero, pero quien lo prefiera puede usar fideos finos.

¡Ya casi hemos terminado! Con el fuego suave, solo queda rectificar de sal a nuestro gusto, añadir el ajo bien triturado con un poco de aceite y esperar a que se evapore toda el agua.

Por último, le damos un golpe de calor en el horno para que la capa superior se quede “encostrada” o, como dicen nuestros vecinos valencianos y catalantes “socarrat”. Aunque este paso es voluntario.

Recordad, la fideuá sabe mejor si la dejamos reposar durante unos minutos. Y con un poco de alioli casero, el resultado puede ser espectacular. 😉

¡Ya nos contaréis!

Descubre más recetas en Platos con Ternasco de Aragón
¿Te has quedado con ganas de más?