Hoy os queremos hablar del Tournedó de Ternasco de Aragón, un corte ideal para elaborar recetas sencillas, a la vez que elegantes, con las que sorprender a vuestros invitados. ¡Atentos al post!

El Ternasco de Aragón IGP es un tipo de carne de cordero que ofrece un sinfín de posibilidades. Con los diferentes cortes comercializados, es posible elaborar desde las propuestas más divertidas e informales a las más elegantes y sofisticadas. Todo el mundo, por muy particular que sea, podrá cocinar su bocado favorito con este tipo de carne. Así, la propuesta que os acercamos hoy tiene mucho de elegante y sofisticado. Imaginad por un momento un trozo de carne tierno, jugoso, sabroso… cocinado de una forma sencilla y saludable, a la plancha. Y acompañado de una guarnición hecha en casa. Apetece, ¿verdad? El corte del os hablamos es uno de los más nobles del cordero y su nombre es Tournedó de Ternasco de Aragón IGP.

El Tournedó de Ternasco de Aragón es de esos cortes que nunca dejan de sorprender, estemos en casa o en un restaurante. Una de las particularidades de esta carne es su baja cantidad de grasa infiltrada, lo que la hace ideal para niños y mayores. Además, resulta tremendamente sencillo de cocinar. Lo habitual es hacerlo a la plancha o al horno y comerlo al punto o punto menos. Si de verdad os gusta la carne, esta pieza os encantará.

Tournedó de Ternasco de Aragón

Y ahora que conocéis un poco más el Tournedó de Ternasco de Aragón, os proponemos una receta muy sencilla para que sorprendáis a vuestros invitados: “Tournedó de Ternasco de Aragón a la mostaza con patata rota”. ¿Os atrevéis a elaborarlo?

Ingredientes para 4 personas

  • 4 Tournedós de Ternasco de Aragón IGP
  • 0.5 kg de Patatas
  • 100 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 cucharada de Mostaza a la Antigua
  • Sal
  • Pimienta negra en grano
  • Brandy
  • 250 ml de Nata líquida

Preparación del Tournedó de Ternasco de Aragón

En primer lugar, pelamos las patatas, las cortamos a gajos y las ponemos a cocer a fuego lento con agua y un puntito de sal.

Una vez cocidas, retiramos tres cuartas partes del agua y ponemos las patatas en un plato hondo. Añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un puntito de sal (al gusto) y pimienta negra (al gusto). A continuación, lo chafamos todo sin que llegue a convertirse en puré. Una vez esté listo, reservamos.

Llegó el momento de cocinar los Tournedós de Ternasco de Aragón IGP. Los marcamos a la plancha con la ayuda de una sartén, 4 minutos a fuego medio por cada lado. Cuando empiecen a estar doraditos, los sacamos y los reservamos en un plato.

En la misma sartén de los Tournedós, añadimos mostaza de la Antigua y un chorrito de Brandy. Una vez se haya quemado el alcohol durante unos segundos, añadimos la nata líquida y los jugos que el tournedó ha dejado en el plato. Para finalizar, revolvemos bien con una cuchara de madera y rectificamos de sal al gusto.

Ahora solo nos queda emplatar de una forma apetecible. En primer lugar, ponemos una base de las patatas chafadas que hemos elaborado, a continuación, el Tournedó y, por último, agregamos la salsa al gusto.

¡Preparado! Ya veis lo sencillo que resulta comer bien. Y en caso de tener visita en casa, quedaréis como unos auténticos anfitriones. 😉

NOTA: tened en cuenta que cada pieza de Tournedó de Ternasco de Aragón es algo más pequeña que un “solomillo de ternera”. Un medallón suele pesar unos 180 gramos.

>> Si os ha gustado esta receta, no os perdáis las posibilidades que ofrece la pierna de Ternasco de Araagón con otros cortes como el filete fino. ¡Os sorprenderá seguro! <<

 

*Esta receta pertenece a “Carnes con Estilo”. Una campaña desarrollada conjuntamente entre Ternasco de Aragón y Ternera Gallega, con el objetivo de impulsar entre los consumidores el conocimiento de las figuras de calidad diferenciada amparadas por el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP). Encontraréis ésta y otras vídeo-recetas en la web www.carnesconestiloigp.es