Hemos entrevistado a José Pueyo, chef y propietario del Restaurante Dommo de Huesca. Una entrevista sincera en la que nos ha desvelado muchos detalles de su vida profesional y personal. ¿Os gustaría conocerlo un poquito más? ¡Pues atentos a la entrevista!

José Pueyo es un chef oscense que lleva ya unos cuantos años dando guerra. A pesar de que comenzó estudiando Veterinaria, muy pronto se dio cuenta de que su verdadera vocación estaba junto a los fogones. De hecho, a lo largo de su vida profesional acumula varios premios en certámenes gastronómicos. Y este año, como muchos sabréis, es el actual ganador del Concurso del Ternasco de Aragón 2017, en la categoría tapa, con su “Empanada de Ternasco de Aragón I.G.P. en guiso de su cogote, boletus y brotes tiernos”. ¡Aquí os lo contamos todo!

La influencia de sus abuelos paternos – José y Antonia – fue determinante en sus inicios en la cocina. Y es que José pasaba largos periodos de tiempo en un caserío de pueblo de la localidad oscense de Araguás, donde se amasaba el pan, se elaboraba el vino o los jabones y se disfrutaba con la matacía. Esa fue la semilla en la que comenzó a germinar su amor por la gastronomía y por la tradición.

Se inició en algunos restaurantes conocidos como El Tozal (El Grado), el Restaurante El Arrabal (Barbastro), de la mano de Alberto Noguero, grupos importantes como NH Hoteles Madrid, de la mano de Antonio Catalán, el madrileño Café de Oriente o El Balneario de Panticosa, donde conoció a Antonio Organero, quien le ofreció la posibilidad de realizar alguna estancia en la cocina de Pedro Subijana en San Sebastián. Estancias que le marcarían de por vida. De hecho, fue en ese momento cuando decidió apartar su carrera veterinaria y graduarse en la Escuela de Hostelería San Lorenzo de Huesca.

Con José Fernández, propietario del cátering de Almudevar en el que trabajó 8 años, cumplió uno de sus grandes retos en hostelería y aprendió, además de grandes recetas del manual diario, grandes fórmulas para una producción sensata y responsable de todo tipo de eventos; desde un pequeño coctel hasta la boda de su vida.

Pero fue con la madre de sus hijas – Begoña Mata – con quien cumplió su mayor reto hasta la fecha: el Restaurante Dommo. Un restaurante que cuenta ya con más de 10 años de historia y que se ha convertido en uno de los imprescindibles de la capital oscense, cuya base es la tradición y los productos del día a día presentados de una forma diferente.

Os dejamos con José Pueyo y su entrevista. 😉