Elaboración

Como sabemos que sois unos verdaderos amantes de los bocatas “gourmet”, hoy nos desplazamos hasta Utebo (Zaragoza) para mostraros una receta “a la garnacha” que os dejará boquiabiertos. ¡Atentos!

Hoy estamos especialmente contentos porque vamos a recuperar para vosotros una receta entre dos panes que os dejará boquiabiertos, ojipláticos y más.

Si os decimos que los artífices de esta elaboración son Ignacio Gutierrez y Ana Belén Asensio, que el ingrediente principal es el Ternasco de Argón y que la localidad que lo vio nacer es Utebo, ¿sabríais de que local estamos hablando? Pues claro que sí, hoy nos desplazamos hasta la Bocatería Cuéntame para elaborar un bocadillo de Ternasco de Aragón a la garnacha que fue bautizado como “Don Garnacho”. ¡Dentro receta!

Antes de comenzar a elaborar este bocadillo de Ternasco de Aragón a la garnacha, el día de antes, vamos a macerar los filetes de Ternasco de Aragón con aceite de oliva, sal, ajo, romero tomillo y orégano. Una vez bien mezclado todo reservamos en la nevera.

Elaboración de los chapiñones salteados

Ahora sí, comenzamos con los champiñones. Con la ayuda de una sartén, doramos la cebolla y un par de ajos. A continuación, añadimos 100 ml. de vino blanco y una pastilla de caldo de carne. Una vez la pastilla se haya disuelto, añadimos los champiñones laminados y salteamos a fuego fuerte. Reservamos.

Elaboración de la reducción del garnaccio

Vertemos los 300 ml. de garnaccio en una sartén y reducimos con el azúcar hasta dos tercios de su volumen.

Paralelamente, freímos los 4 pimientos verdes en aceite de oliva y escurrimos bien los filetes de Ternasco de Aragón del aceite de oliva macerado que tenemos en la nevera.

Presentación del bocadillo de Ternasco de Aragón a la garnacha

Nos hacemos con unos buenos panes (a ser posible artesanos), los abrimos por la mitad y los tostamos un poco para conseguir ese punto crujiente que tanto nos gusta. A continuación, ponemos el pimiento verde bien extendido, una buena capa de chapiñones y un poco de la reducción de garnaccio. Y para finalizar, freímos los filetes de Ternasco de Aragón vuelta y vuelta sin aceite.

Como fin de fiesta, plancheamos unas lonchas de queso (sin aceite) hasta que se doren y las colocamos en el bocadillo, justo encima de los filetes de Ternasco de Aragón. Y si queremos, añadimos un poco más de reducción de garnaccio.

¡Listo! En algo menos de 30 minutos tenemos un bocata para recordar durante mucho tiempo. ¡Esto va a ser histórico!

 

*Esta receta pertenece a la bocatería Cuéntame de Utebo (Zaragoza) y aparece en el Libro del Ternasco de Aragón, editado y publicado por Almozara.

Descubre más recetas en Bocadillos con Ternasco de Aragón
¿Te has quedado con ganas de más?