Elaboración

Os proponemos un bocata muy sencillo y sabroso que os hará disfrutar de verdad: Bocata de Ternasco de Aragón con crema de borrajas. ¡Todo un homenaje a la cocina aragonesa! ¡Vamos a por ello!

Comenzamos con la carne de cordero. Vamos a asar una maravillosa pierna de Ternasco de Aragón I.G.P. Así pues, lo que vamos a hacer es deshuesarla, salpimentarla e introducirla en una bandeja de horno simplemente con un chorrito de aceite de oliva virgen. A continuación, introducimos la bandeja en el horno durante 20-25 minutos a 200 grados. Cuando pase ese tiempo, le damos la vuelta y la regamos bien con aceite de oliva virgen. Pero, en este caso, al aceite le añadimos previamente unos dientes de ajo triturados y unas hierbas aromáticas como romero o tomillo. Y dejamos la bandeja en el horno otros 20-25 minutos a la misma temperatura. Cuando la veamos doradita, reservamos hasta que se enfríe y fileteamos.

*Si queremos hacerlo más sencillo, podemos comprar directamente 3 filetes de pierna de Ternasco de Aragón y hacerlos vuelta y vuelta en la sartén, salpimentando al gusto.

Vamos a elaborar la crema de borraja. Para ello, cocemos la verdura – bien en una olla normal o en una exprés – y cuando esté lista la trituramos con una batidora, robot de cocina o similar. Una vez triturada, añadimos un puntito de sal ahumada. Reservamos.

Para darle al bocata un toque diferente, vamos a freír en aceite de oliva virgen unos dientes de ajo y los chipirones (sin que se quemen). Reservamos el aceite.

Y, por último, picamos ligeramente los kikos y los reservamos en un platito.

¡Por fin llegó el momento de montar el bocata! ¡Qué hambre! Nos hacemos con un buen pan de aceite. Artesano a poder ser. Ya sabéis que somos unos fieles defensores del pan de calidad. Ponemos en la base tres filetes de pierna de Ternasco de Aragón (que podemos calentar haciendo uso de un chorrito del aceite de chipirón que acabamos de reservar). En el centro, añadimos la crema de borrajas – bañada con un pelín de aceite de chipirón – y espolvoreamos unos kikos por encima. Ya solo nos queda a cerrar el bocata e hincarle el diente.

Como veis, es una propuesta super sencilla de elaborar. ¡Seguro que os encanta!

¡Salud!

 

*Esta receta pertenece a Lorena y Vanesa Lacort, propietarias del Restaurante El Chafán y aparece en el Libro del Ternasco de Aragón, editado y publicado por Almozara.

Descubre más recetas en Bocadillos con Ternasco de Aragón
¿Te has quedado con ganas de más?